Las cooperativas de facturación viven un momento tenso con la administración pública pero hay usuarios que siguen optando por el modelo. Según la valenciana Factoo, han sumado 700 nuevas incorporaciones en el último mes y medio. A pesar de haber recibido la descalificación por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social por varias infracciones, la cooperativa fundada por Chema Escrivá ha decidido recurrir y mantener su actividad. 

Lo hace tras asegurar que en el caso de cierre por una sentencia judicial devolverán las cuotas a sus asociados. Sin embargo, no lo ve tan claro el profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad de València, Adrián Todolí, quien alerta de que los usuarios podrían enfrentarse a “fuertes multas” si se obligara al cierre.

La postura del ministerio para descalificar a la cooperativa está basada en el informe de la Unidad Especializada en el Área de Seguridad Social de la Inspección de Trabajo de Valencia, que llevaba varios meses investigando la actividad de la empresa. “Teniendo en cuenta que las actas de la inspección tienen presunción de veracidad es poco probable que un juez las revoque”, señala.

Fuente